Testimonios

Testimonios

Testimonio
“Soy una madre soltera, con un sueldo parecido al de una “cebolla” como diríamos en República Dominicana, por lo que sin darme cuenta convertí mi vida financiera en una bola de nieve, para pagar rédito o intereses, tomaba mas dinero prestado, hasta que llegué al punto que no tenía a quien más tomarle prestado ni mi sueldo me alcanzaba.
Conocí a la señora Carmen Simé, por Facebook y me animé a escribirle, primero, ella te da esa sensación de que la conoces desde hace rato, luego me enseñó cosas que no las veía:
1- Mis deudas no se hicieron de la noche a la mañana aunque yo crea lo contrario, por lo que no puedo pretender que desaparezcan de esa manera.
2- Aprendí a hacer una lista de mis deudas, no fue fácil, porque les juro que me quería morir cuando vi todo el dinero que debía, pero, ella también me dijo, verás la satisfacción cuando vayas eliminándolas una a una, no importa lo pequeña que sea, y doy fe y testimonio, que es así, he eliminado 2 deudores desde hace 2 meses, son pequeños, pero, estamos en el camino.
3- Lo más importante, no tomar más dinero prestado, he hablado con mis deudores, he ido consolidando algunas deudas.
Sigo trabajando en otra forma de generar ingresos, ya tenia una estructura más o menos montada, pero me falta implementar de manera eficaz un consejo que me dio Carmen que es el de tomar una parte y ahorrarlos.
Yo estoy muy agradecida, porque estoy viendo lo resultados de mi conversación con Carmen, sus consejos, tanto los que me dio el día de nuestra charla, así como los consejos que envía a mi correo.
Espero el Señor la siga bendiciendo, porque aunque no lo crean, los problemas financieros pueden hacer que pierdas la razón, el norte de tu vida.
Gracias Mil Carmen”
Onidis del Carmen Suárez